Hoy continuaré hablándote de mi libro Bonitão y sobre su desnudez. Mi testimonio de vida está cruzado por una línea transversal de pensamiento, independientemente de la naturaleza de cada uno de los episodios narrados: el amor incondicional profesado libremente, sin ataduras, aun, cuando no del todo correspondido por las mismas circunstancias. Su mensaje no es otro que el pedimento a ti lector para que seas tú, a que seas auténtico, sincero, honesto contigo mismo y con los demás, que seas quién eres, no importa lo que diga la gente, sé autentico, libre de decidir tu vida. Por eso, se trata de un libro desnudo, descubierto.

La desnudez en Bonitão, no es metafórica. Es, auténtica, real. Es descarnada. Determinada por una decisión de vida: la de ser auténtico, ser quién soy. Nada fácil en la vida de los seres humanos, acostumbrados al disfraz. Interesante para entender, lo que digo, es buscar el origen de la palabra persona y su evolución en el tiempo. Persona, en su origen etimológico, es una máscara que nos ponemos para actuar, socializar y ocultar lo que en verdad somos.

Esa máscara la porté por muchos años hasta el día que decidí quitármela y descubrir quién soy, lo cual me ha hecho sentir muy bien. Libre de equipaje para emprender una nueva faceta de mi vida, la de padre amoroso, soporte de familia, empresario y líder consciente, dispuesto a construir mi propio yo, y, a partir, de él, el de los demás congéneres.

Bonitão, es, también, si se quiere verlo así, un libro de relatos, de crónicas, de narraciones bien hilvanadas que van descubriendo en este testimonio de mi vida a un ser humano tal cual es, con sus debilidades, flaquezas, pero, con potencialidades, fuerzas e inteligencia para entender, comprender y explicar su mundo interior y exterior.

El testimonio de vida que les presento es, desnudo, porque el desnudo está mostrado con frecuencia en el encuentro de dos seres del mismo sexo que se aman con pasión desenfrenada. De nuevo, no hay nada oculto por mi parte. El amor incondicional se da, se entrega con soltura, sin cubrir nada, todo es al descubierto.

¿Qué significa Bonitão?

Bonitão, es una palabra de origen portugués que significa el superlativo de bonito, bello, hermoso, buen mozo. Con ese nombre me bautizó mi amor incondicional y que en ese momento mi ego solo lo llevaría al plano de lo físico cuando muchas veces me dijo: “¿Bonitão tú sabes cuan bonito eres, lo sabes”’

Bonitão, quedé, por mi apariencia física; pero, tal vez, también, por ser líder familiar, depositario de todas sus angustias y las de muchas personas.

Te invito a leer Bonitão ¡Mereces leerlo!

Escrito por: Santiago Fernández Castro

Querid@ amig@:

Te invito a suscribirte a mi blog, en el que comparto contenido que desarrollo con mucho cariño, desde mis experiencias y reflexiones como empresario, líder consciente y ser humano.

Quiero agradecerte por dejarme ser parte del cambio en tu vida.

Deja tu comentario