Soy Santi, un ser humano apasionado, padre de tres hermosos niños, «empresario consciente», escritor y creador de contenidos sobre bienestar.

Mi historia comenzó en la moderna y próspera Caracas del 68, a los pies del imponente cerro El Ávila y dentro de una modesta familia de inmigrantes españoles. Desde joven, aspiré «ser alguien» y fue ese firme deseo lo que me hizo esforzarme pasar de ser hijo de un humilde taxista a un renombrado vicepresidente de bolsa de valores en Caracas y CEO de varias e importantes casas de bolsa en Latinoamérica.

Aunque todo a mi alrededor prosperaba mágicamente, comencé a experimentar un gran vacío existencial y fue precisamente allí cuando dio inicio la parte más emocionante de mi historia. Empecé a manifestar mi intención consciente de cambiar patrones de comportamiento que no me permitían conectar conmigo mismo ni mantener un saludable equilibrio entre lo humano, lo espiritual, lo financiero y lo profesional.

De esta forma, pasé de ser un exitoso corredor de bolsa a convertirme en un empresario consciente, fundador y CEO de YOI (Centro de Estudios del Bienestar), un hermoso proyecto que me apasiona profundamente y del que tengo la certeza que abrirá el camino a la democratización del bienestar para millones de personas en todo el mundo.

Como te darás cuenta, todo en mi vida empezó con una poderosa intensión y un firme propósito que me han servido como impulso vital para llegar hasta esta etapa del camino. Aún me falta mucha historia por escribir y aprender, pero algo que ya tengo completamente integrado es mi mantra que me acompaña siempre: «Todo en la vida es una inversión».

Soy Santi, un ser humano apasionado, padre de tres hermosos niños, «empresario consciente», escritor y creador de contenidos sobre bienestar.

Mi historia comenzó en la moderna y próspera Caracas del 68, a los pies del imponente cerro El Ávila y dentro de una modesta familia de inmigrantes españoles. Desde joven, aspire «ser alguien» y fue ese firme deseo lo que me hizo esforzarme pasar de ser hijo de un humilde taxista a un renombrado vicepresidente de bolsa de valores en Caracas y CEO de varias e importantes casas de bolsa en Latinoamérica.

Aunque todo a mi alrededor prosperaba mágicamente, comencé a experimentar un gran vacío existencial y fue precisamente allí cuando dio inicio la parte más emocionante de mi historia. Empecé a manifestar mi intención consciente de cambiar patrones de comportamiento que no me permitían conectar conmigo mismo ni mantener un saludable equilibrio entre lo humano, lo espiritual, lo financiero y lo profesional.

De esta forma, pasé de ser un exitoso corredor de bolsa a convertirme en un empresario consciente, fundador y CEO de YOI (Centro de Estudios del Bienestar), un hermoso proyecto que me apasiona profundamente y del que tengo la certeza que abrirá el camino a la democratización del bienestar para millones de personas en todo el mundo.

Como te darás cuenta, todo en mi vida empezó con una poderosa intención y un firme propósito que me han servido como impulso vital para llegar hasta esta etapa del camino. Aún me falta mucha historia por escribir y aprender, pero algo que ya tengo completamente integrado es mi mantra que me acompaña siempre: «Todo en la vida es una inversión».

Profundiza un poco en Santi Fernández

Más información sobre el autor

Acerca de mí

Te invito a descubrirme

Mi libro

Un testimonio de transformación

Mis lecturas

Libros y autores preferidos